Imagina …

Imagina que eres cada vez más consciente de cómo estás viviendo y de cómo querrías vivir, de cómo viven otros seres humanos y cómo querrías que pudieran vivir.

Imagina que te planteas ir dando pasos para hacer posible tus sueños, para cultivar más tu interioridad, tu salud integral, tu contribución a otro mundo mejor posible para todos.

Imagina que encuentras un instrumento que te ayuda en tu propósito, una especie de “guía para caminantes”, que te atrae y te convence.

Imagina que encuentras otras personas que se proponen lo mismo. Y que os ponéis en contacto, compartís vuestros propósitos y os apoyáis unos a otros.

Imagina que vas conociendo más personas que te hacen descubrir y te ayudan en ámbitos de tu vida que antes ni eras consciente de que estaban ahí. Y que tú también ayudas a otros, porque tú también tienes algo valioso que compartir.

Imagina que todo esto te va haciendo sentirte mejor, más consciente y responsable, más sensible a tu propio interior y a las necesidades de los demás, más hermano/a de todos, más útil para la sociedad y al mundo, más unido a la Naturaleza y más feliz.

Es fácil de imaginar. Otros ya han empezado a vivir así.

No se admiten más comentarios